LA VENTANA INDISCRETA

 

Otra vez esas radios extranjeras

vomitan contra España su veneno.

Salimos ahora al paso de ese trueno

explicando las cosas verdaderas.

No ha habido tal señor defenestrado

ni se empleó en su trato la tortura:

Tratósele con tacto y con dulzura,

se le invitó a pasar a lo vedado

saludóselo allí con cortesía

preguntósele por sus actividades

de manera correcta y muy humana,

díjonos su opinión de la amnistía,

dijímosle después nuestras verdades

y arrojóse sin más por la ventana.

 

(Antón Salamanca, seudónimo de Alfonso Sastre)

 

(publicado en España hoy, Ruedo Ibérico, París, 1963)